La impresión 3D

La Impresión 3D no es una tecnología precisamente nueva, está a punto de cumplir los 25 años, pero la replicación de impresoras tridimensionales en casa a unos costes bajísimos sí que es la verdadera revolución que espera en el mundo porque va a cambiar radicalmente la forma de comerciar con las cosas más cercanas a nosotros o las que siempre quisimos tener pero nunca nadie las fabricaba.

Esta tecnología permite imprimir diseños de ordenador en casa. Como si de una fotocopiadora de objetos se tratara. Es lo que se viene a llamar el avance más importante de los últimos 20 años: pasar de los bits a los átomos. Con ellas se pueden construir piezas para robots de todo tipo desde menos de cien euros, joyas, artefactos singilares, cartelería y todo lo que uno se proponga; así que es fundamental para artistas, artesanos y todo tipo de aficionados a cualquier hobby, porque con sólo diseñarlo en el ordenador o cogiendo uno de los miles existentes que se pueden encontrar en Internet, pueden reproducir cualquier cosa o cambiarla a su gusto.

Existe todo tipo de materiales para imprimir en tres dimensiones. El más normal es el plástico, lo que suelen imprimir las impresoras más baratas. Pero también puede hacerse con serrín, arena, barro, cemento, chocolate, masas alimentarias, metales y tejidos biológicos, o cualquier otro material que pueda aglutinarse con en forma pastosa.

RepRap o Do It Yourself (DIY)
También está la iniciativa “popular” con el Grupo de Clone Wars, que se dedica a construir sus propias máquinas de este tipo que también tienen bastante experiencia en de electrónica libre basada en Arduino y RapsBerry Pi. La primera placa es la que suelen llevar las impresoras 3D hechas por los aficionados del grupo RepRap en España (dentro de la filosofía del Do it Yourself, o háztelo tú mismo), que se autodenominan Clone Wars, porque cuando se tiene una máquina de este tipo se pueden imprimir piezas para la siguiente, con lo cual se clonan y tienen “descendencia”.

El movimiento RepRap fue en creado en 2005 por Adrian Bowyer, profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Bath en Reino Unido. El proyecto usa una técnica de fabricación por adición (primero se imprime una capa y luego la impresora sube hacia arriba el cabezal para imprimir otra encima de ella y así sucesivamente). Los costes se han abaratado tanto que las máquinas ya construidas se pueden comprar por unos 2.000 euros y las piezas para hacérselo uno mismo no llegan a los 500 euros.

3d1Yorokobu

Una Impresora 3D RepRap de Clone Wars España; manejada por ordenador, imprime en plástico cualquier pieza. Foto: Yorokobu

Últimas Noticias

Conferenciantes de alto interés

La edición 2016 de la 3D Printer Party Campus Maker 2016, avalada en el Programa de Innovación Abierta de la Fundación Cotec cuenta con un programa de conferencias de alto interés en las que se tratará desde el impacto de la Tecnología en la Educación hasta el futuro de los drones tanto el sábado 10 como el domingo 11 de septiembre.

Leer Más

El ‘Sprout’ de HP, protagonista en 2016

Esta edición de 2016 contará con la presencia del avanzado ordenador multitáctil Sprout Pro de HP que mostrará sus espectaculares características y utilidades.

Leer Más

Un repleto programa de actividades

La 3D Printer Party llega a su tercera edición gracias al éxito de las dos ediciones anteriores, en las que se interesaron por el evento más de seis mil visitantes, que este año también entrarán de forma gratuita.

Leer Más

Patrocinan

Patrocinadores 01
Patrocinadores 02
Patrocinadores 03
Patrocinadores 04

Colaboran

Patrocinadores 05
Patrocinadores 06
Patrocinadores 07
Patrocinadores 08
Patrocinadores 09
Patrocinadores 10
Patrocinadores 11

Participan

Patrocinadores 11 11
Patrocinadores 11 12
Patrocinadores 11 13
Patrocinadores 11 14
Patrocinadores 11 15
Patrocinadores 11 16
Patrocinadores 11 17
Patrocinadores 11 18
Patrocinadores 11 19
Patrocinadores 11 20
Patrocinadores 11 21
Patrocinadores 11 22

Media Partner

Patrocinadores 11 21